Querida

Mira como está de alto
Ese árbol que plantamos, tiempo atrás
Recuerdo que feliz estaba
Mientras tú me asegurabas, crecerá.

Era apenas una rama
Tierna, frágil, tan pequeña, como tú
Ella fue creciendo fuerte
Y hoy está de pie viviendo, más no tú.

Al mirarlo te recuerdo
Más lo pienso y no comprendo porque así
Es que los ángeles del cielo
Te llevaron de mi lado, sin volver.

Si toda vida fue tu vida
Si eras luz que encendía mi existir
Ya todos son recuerdos tristes
Que tan sólo borrarías tú aquí.

Querida, te extraño y no sé vivir
Sin ti a mi lado, yo quiero morir

Era apenas una rama
Tierna, frágil, tan pequeña, como tú
Ella fue creciendo fuerte
Y hoy está de pie viviendo, más no tú.

Al mirarlo te recuerdo
Más lo pienso y no comprendo porque así
Es que los ángeles del cielo
Te llevaron de mi lado, sin volver.

Querida, te extraño y no sé vivir
Sin ti a mi lado, yo quiero morir.

Penas

Nadie me daría
Dos días de vida
Por la forma en que me encuentro hoy,
Tengo la mirada
De ansiedad vacía
Ya no hay alegría donde voy.

Penas y penas y penas
Hay dentro de mí
Y ya no se irán
Porque a mi lado tú no estás.

Te recordaré
Como algo que fue
Sólo un sueño hermoso, nada más.

Si me perdonaras
Si todo olvidaras
Si tu amor volviera junto a mí
Qué feliz sería
Ya no lloraría
Sólo viviría para ti.

Penas y penas y penas
Hay dentro de mí
Penas y penas y penas.

Así

Así, como una rosa desecha por el viento
Así, como una hoja reseca por el sol
Así, como se arroja de costado un papel viejo
Así mi alma, tu imagen arrojó.

Así, como se marcha la noche con el día
Así, como se aleja un velero hacia altamar
Así, como se escapa el agua entre los dedos
Así, te deje ir, sin meditar.

Más hoy, que estoy tan solo y tan cansado de llorar
Quiero saber si tú querrías regresar
Junto a mi lado para amarnos otra vez.

Tal vez, estés pensando que no quiera ya de ti
Ese calor, que alguna vez yo te pedí
Y que después, abandoné, así, así.

Dame el Fuego de tu amor

Sin tu fuego se apagó mi vida
Desde que tu amor no está
Soy madera que ya no se enciende
Si me falta tu mirar.

Soy ceniza que nadie recoge
Soy un llanto más
Y en la noche larga
Mi grito de ayuda quizá escucharás.

Dame fuego, dame, dame fuego
Dame fuego, dame, dame fuego
Dame fuego, dame el fuego de tu amor.

Soy un viento que no tiene rumbo
Que no sabe adónde va
Soy gemido de un amor profundo
Que por ti muriendo va.

Soy ceniza que nadie recoge
Soy un llanto más
Y en la noche larga
Mi grito de ayuda quizá escucharás.

Dame fuego, dame, dame fuego
Dame fuego, dame, dame fuego
Dame fuego, dame el fuego de tu amor.

Mi amigo el puma

Tiene el cabello negro
Y ojos color marrón
Mira siempre de frente
Con mucha decisión.

Y frente a las mujeres
Pierde su timidez
Sonríe dulcemente
Pero con altivez.

Ese es mi amigo el puma
Dueño del corazón
De todas las mujeres
Que sueñan con su amor (bis).

Cuando quiere una chica
El sabe conseguir
Todo lo que pretende
Con sólo sonreír.

Siempre las mira fijo
Con ojos de pasión
Y ama con tanta fuerza
Que parece un ciclón.

Ese es mi amigo el puma
Dueño del corazón
De todas las mujeres
Que sueñan con su amor (bis).

Ese es mi amigo el puma
Dueño del corazón
De todas las mujeres
Que sueñan con su amor.

Quiero llenarme de ti

Quiero escribir una canción a tus cabellos
Luego tu cara en la arena dibujar
Oír tu nombre cantado por el viento
Ver tu sonrisa jugando en el mar.

Quiero flotar en cada beso entre las nubes
Y contemplarte en tu adorable juventud
Luego pintarte con luz del arco iris
Y hacer un cuadro de amor y gratitud.

Quiero llenarme de ti
Quiero poderte encontrar
Entre la naturaleza y mi vieja tristeza
Poder olvidar (bis).

Quiero encerrar a tu mirada entre mis manos
Luego abrazarte y llenarte de calor
Para que el frío de los años no te dañe
Y conservarte como una bella flor.

Tu peligrosa insolencia me estremece,
Tu picardía me hace sonreír,
La candidez de tu mirada me enloquece
Dime pequeña ¿qué más puedo pedir?

Quiero llenarme de ti,
Quiero poderte encontrar
Entre la naturaleza y mi vieja tristeza,
Poder olvidar.

Porque yo te amo

Por ese palpitar
Que tiene tu mirar
Yo puedo presentir
Que tú debes sufrir
Igual que sufro yo
Por esta situación
Que nubla la razón
Sin permitir pensar.

En qué ha de concluir
El drama singular
Que existe entre los dos
Tratando simular
Tan solo una amistad
Mientras en realidad
Se agita la pasión
Que muerde el corazón
Y que obliga callar
Yo te amo, yo te amo.

Coro
Tus labios de rubí,
De rojo carmesí
Parecen murmurar
Mil cosas sin hablar
Y yo que estoy aquí
Sentado frente a ti
Me siento desangrar
Sin poder conversar.

Tratando de decir
Tal vez será mejor
Me marche yo de aquí
Para no vernos más
Total que más me da
Ya sé que sufriré
Pero al final tendré
Tranquilo el corazón
Y al fin podré gritar
Yo te amo, yo te amo.

Coro
Tus labios de rubí
De rojo carmesí
Parecen murmurar
Mil cosas sin hablar
Y yo que estoy aquí
Sentado frente a ti
Me siento desangrar
Sin poder conversar .

Tratando de decir
Tal vez será mejor
Me marche yo de aquí
Para, para no vernos más
Total que más me da
Ya sé que sufriré
Pero al final tendré
Tranquilo el corazón
Y al fin podré gritar
Yo te amo, yo te amo (bis).

Las Manos

Qué hermosas son las manos
Del humilde labrador
Que se sumen en la tierra
Que trabajan sol a sol.

Qué bonitas son las manos
De una novia en el altar
Y qué tristes son las manos
Que van en un funeral.

Diga usted, si hay más ternura
Que se pueda imaginar
Que en las manos pequeñitas
De los niños al rezar.

Todo aquel que tenga madre
No podrá jamás negar
Que las manos de una madre
No se pueden comparar.

Y aquel que no la tenga
Que perdone mi canción
Pues quiero hablar de manos santas
Las de madres ¡esas son!

Pero hay manos que son garras,
Cegadas por la ambición
Que ordenan a la guerra
Y siembran desolación.

Pero hay dos manos que el hombre
Hace tiempo ya olvidó
Manos que fueron golpeadas
Humilladas por el odio y el rencor.

Manos que hicieron milagros
Manos que dieron amor
Miren bien… quiero que vean
¡Pues son las manos de Dios!

Extraños en la noche

Dos extraños son  los que se miran
dos extraños son los que suspiran
somos tú y yo, en esta noche azul
Y hay algo en tu mirar, que me domina
y tu sonreír, que me fascina

Es como sentir, que siempre yo te amé
Y dos extraños son
Que se unen para compartir su soledad
Sin darse cuenta que la dicha cerca está
Y se cumplirá pronto su ilusión mayor
Con un inesperado amor.

Y no se dejarán desde esta noche
Juntos vivirán, sin reproches
No se sentirán, extraños nunca más

Instrumental

Dos extraños son los que se miran
Dos extraños son los que suspiran
Somos tú y yo, en esta noche azul
Y hay algo en tu mirar, que me domina
Y tu sonreír, que me fascina
Es como sentir, que siempre yo te amé.

Instrumental

Sin darse cuenta que la dicha cerca está
Y se cumplirá pronto su ilusión mayor
Y no se dejarán, desde esta noche
Juntos vivirán! sin reproches, y no se sentirán
Extraños nunca.

Arráncame la vida

Arráncame La Vida de un tirón
Que el corazón ya te lo he dado
Apaga uno por uno sus latidos,
Pero no me lleves al camino del olvido.

Arráncame la vida de un tirón
Que mi razón se fue contigo
Oblígame a vivir para tu amor
Pero no me obligues a decirte adiós.

Arráncame la vida de un tirón
Que el corazón ya te lo he dado
Exhibe mi cariño ante la gente
Pero no me quites la alegría de tenerte.

Arráncame la vida de un tirón
Que mi razón se fue contigo
Oblígame a vivir para tu amor
Pero no me obligues a decirte adiós.

Arráncame la vida de un tirón
Que el corazón ya te lo he dado
Apaga uno por uno sus latidos
Pero no me lleves al camino del olvido.

Arráncame la vida de un tirón
Que mi razón se fue contigo
Oblígame a vivir para tu amor
Pero no me obligues a decirte adiós.